No le queda otra que follarse al hijo de su mejor amiga

11:30 min - 17.166 Visitas

Aprovechando que su mejor amiga había ido un momento al supermercado, esta señora aprovechó para robarle unas joyas con tan mala suerte de que fue pillada por su hijo cuando las estaba metiendo en el bolso. En ese momento no le quedó otra que convertirse en sumisa, bajarse las bragas hasta los tobillos y dejarse follar por el joven a cambio de que no le dijera nada a su madre para no perder las amistades.

Categoría:Abuelas
Etiquetas:, , ,